Blog
Mar 30

Fernando Moner, presidente de AVACU: “Necesitamos recursos para generar acciones que nos permitan formar e informar a las personas consumidoras para que cambien hacia hábitos más adecuados”.

¿Por qué es importante que la gente conozca sus derechos como personas consumidoras?

Por muchas razones. Pero, principalmente, porque una sociedad que conoce sus derechos y obligaciones puede y debe tener un comportamiento mucho más racional, crítico y responsable.

Sin duda, la formación debería ir acompañada de responsabilidad, por eso no podemos exigir lo mismo a una sociedad debidamente formada e informada frente a otra que no lo está. Ahora estamos hablando mucho de la economía circular y la sostenibilidad, pero, si no formamos e informamos a la sociedad, ¿cómo podemos esperar que esta cambie sus hábitos de compra y consumo para conseguir esos objetivos o por lo menos acercarnos a ellos?

Muchas veces, desde el sector del comercio, por ejemplo, se nos pide que digamos a las personas consumidoras que compren en el pequeño comercio, que lo pongan en valor, pero no hay varitas mágicas y lo que necesitamos son recursos para generar acciones y herramientas que nos permitan formar e informar a las y los consumidores para que cambien hacia hábitos más adecuados.

¿Cuáles son esos derechos?

Los derechos vienen perfectamente relacionados en las normas europeas, nacionales y autonómicas (también inclusive alguna de ámbito local), como son la protección de su salud, sus intereses económicos, derecho la información y formación, a la participación en las políticas públicas… Pero la existencia de derechos también determina la necesidad de cumplir obligaciones, cuyo cumplimiento nos acerca también a objetivos como los mencionados en la pregunta anterior.

¿Cuáles son los principales servicios que ofrece su Asociación?

El principal, sin duda, que las personas en nuestra faceta de consumidoras y usuarias tengamos una herramienta colectiva que nos permita mejorar nuestra posición frente a los engaños y abusos que sufrimos diariamente, frente a la desprotección que seguimos teniendo frente a sectores económicos y Administraciones, etc. 

Por lo tanto, AVACU es una herramienta a disposición de 5 millones de personas que viven en nuestra Comunidad.

Asimismo, disponemos de gabinetes de información, jurídicos, de Comunicación, proyectos; editamos una revista formativa e informativa; dedicamos muchos recursos a la formación e información de niños, jóvenes y adultos.

Intentamos profundizar en la protección de los consumidores más vulnerables y representamos a los 5 millones de personas consumidoras en órganos consultivos de ámbito local, autonómico…

¿Cree que las personas están suficientemente informadas sobre estas cuestiones?

Nunca es suficiente. Por supuesto, están mucho más informadas que hace 10 años, pero también en ocasiones no se trata de cantidad sino de calidad en la información. Actualmente las personas recibimos miles de inputs informativos y muchos de ellos son falsos, tendenciosos, erróneos o interesados, con lo cual no sólo hay que informar sino también ayudarles a diferenciar la paja del grano, es decir, luchar contra las fake news.

¿Qué tipo de acciones se pueden llevar a cabo desde el comercio local para poner en valor los derechos de las personas consumidoras y dar a conocer su labor como Asociación? 

Muchas, pero todas ellas desde la cooperación y colaboración entre los diferentes eslabones. Los proyectos más exitosos son los que vienen apoyados desde todos los frentes, pero principalmente profesionales del comercio y asociaciones de consumidores trabajando conjuntamente con la colaboración de las administraciones.

Los verdaderos profesionales del comercio, los que cada día levantan la persiana de sus negocios, son los primeros interesados en que los consumidores conozcan cómo trabajan y sus diferencias frente a otros formatos, el valor que aportan a la Sociedad y, para ello, deben ayudarnos a llegar a las personas que cada día compran productos y servicios.

¿Han cambiado los hábitos de consumo a causa del coronavirus? ¿De qué manera?

Por supuesto que han cambiado y os invito a visitar la web www.mesaparticipacion.com o la de AVACU www.avacu.es, donde tenéis los resultados de la encuesta de hábitos de consumo realizada a más de 3.000 familias españolas y podéis comprobar cómo han cambiado y las tendencias futuras.

Las personas consumidoras están mucho más preocupadas por su salud, por cuidarla, por ingerir productos más saludables y naturales, por comprometerse definitivamente con el reciclado y la preocupación medioambiental. Compra en lugares más cercanos a su domicilio y ha multiplicado el uso de las tecnologías para comprar.  Su percepción hacia el producto local y el pequeño comercio ha mejorado, pero ahora nos falta que multiplique sus compras en él y, sin duda, el segundo semestre de este año será clave para incrementar la presencia de los consumidores en los establecimientos de nuestros pueblos y ciudades.

En el momento que volvamos a una cierta normalidad, el consumidor se va a echar a la calle buscando la libertad que durante doce meses no ha tenido… y, el que mejor preparado esté se llevará el premio.